6 Tendencias Clave en Tecnología Educativa

Vivimos en una era en la que la tecnología en sí a menudo precede a la aplicación práctica de soluciones tecnológicas para desafíos de enseñanza, aprendizaje e investigación creativa. Para utilizar las nuevas herramientas tecnológicas de manera significativa y atractiva para la educación, es importante comprender las tendencias que impulsan la adopción de tecnología en el entorno K-12. De acuerdo con un panel de 59 expertos en 18 países para la última edición K-12 del Informe Horizon de NMC/CoSN, las tendencias clave que aceleran la adopción de tecnología son las siguientes:

La codificación como alfabetización

La economía digital del futuro estará impulsada por aquellos que tengan habilidades de programación y una comprensión de cómo funcionan las computadoras. Cada vez es más importante que los estudiantes interactúen con la tecnología y tengan la capacidad de controlar los dispositivos, programas y aplicaciones con los que interactúan.

Apoyar a los estudiantes como creadores

Los estudiantes están comenzando a explorar temas a través de la creación activa en lugar de mediante el consumo pasivo de contenido. Los espacios de creación, los laboratorios de fabricación, los centros multimedia, las suites creativas intuitivas de programas de escritorio y las aplicaciones brindan oportunidades prácticas para que los estudiantes canalicen audazmente su creatividad en invenciones, soluciones y expresiones.

Aprendizaje colaborativo

Los modelos de aprendizaje colaborativo están demostrando ser cada vez más exitosos a la hora de involucrar a los estudiantes. La colaboración refleja la forma en que los humanos resuelven los problemas, y las herramientas tecnológicas ayudan a los estudiantes (y a los profesores) a conectarse entre sí. Los espacios de trabajo síncronos y asíncronos integrados en herramientas como Google Apps for Education y Microsoft Classroom eliminan las barreras de tiempo, espacio y demográficas entre los alumnos.

Enfoques de aprendizaje más profundos

Para que los estudiantes permanezcan motivados, necesitan tener una idea de cómo sus conocimientos y habilidades tendrán un impacto. Las plataformas de redes sociales como Twitter, WeChat y Snapchat mantienen a los estudiantes conectados entre sí y con temas locales y globales. Cuando se incorporan a la pedagogía y se combinan con herramientas de creación de contenido como YouTube y WeVideo, estos mismos puntos de venta se pueden usar para contribuir activamente con información o soluciones de manera significativa.

Repensar el funcionamiento de las escuelas

Las herramientas de aprendizaje adaptativo y los recursos educativos abiertos están, respectivamente, personalizando y democratizando el modo en que los estudiantes aprenden. Combínelos con una tecnología móvil, como un teléfono inteligente o una tableta conectados a la red, y los estudiantes tendrán un entorno de aprendizaje potente en cualquier momento, de cualquier manera y en cualquier lugar.

Rediseñar los espacios de aprendizaje

Los espacios de aprendizaje flexibles permiten a los estudiantes agruparse y reagruparse según sea apropiado para una lección. Las aulas habilitadas para redes permiten a los estudiantes conectarse y colaborar en modalidades sociales y móviles familiares que forman parte de sus hábitos digitales diarios fuera del aula.

Eden Dahlstrom, Director Ejecutivo, New Media Consortium, [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.