Garcilaso de la Vega (poeta)

Garcilaso de la Vega es mejor conocido por su trágica poesía de amor que contrasta con la poesía lúdica de sus predecesores. Parecía progresar a través de tres episodios distintos de su vida que se reflejan en sus obras. Durante su período español, escribió la mayoría de sus poemas de ocho sílabas; durante su período italiano o petrarca, escribió principalmente sonetos y canciones; y durante su período napolitano o clasicista, escribió sus otros poemas más clásicos, incluidas sus elegías, cartas, eclogues y odas. Influenciado por muchos poetas del Renacimiento italiano, Garcilaso adaptó la línea de once sílabas a la lengua española en sus sonetos, escritos en su mayoría en la década de 1520, durante su período petrarca. El aumento del número de sílabas en el verso de ocho a once permitió una mayor flexibilidad. Además de los sonetos, Garcilaso ayudó a introducir varios otros tipos de estrofas en el idioma español. Estos incluyen la estancia, formada por líneas de once y siete sílabas; la “lira”, formada por tres líneas de siete sílabas y dos líneas de once sílabas; y endecasílabos sueltos, formados por líneas de once sílabas no rimadas.

Conferencia dramatizada de Apolo y Dafne de Garcilaso

A lo largo de su vida, Garcilaso de la Vega escribió varios poemas en cada uno de estos tipos. Sus obras incluyen: cuarenta Sonetos, cinco Canciones, ocho Coplas, tres Églogas, dos Elegías y la Epístola a Boscán. Alusiones a mitos clásicos y figuras grecolatinas, gran musicalidad, aliteración, ritmo y ausencia de religión caracterizan su poesía. Se puede decir que la poesía española nunca fue la misma después de Garcilaso de la Vega. Sus obras han influido en la mayoría de los poetas españoles posteriores, incluidos otros grandes autores de la época como Jorge de Montemor, Luis de León, Juan de la Cruz, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Luis de Góngora y Francisco Quevedo.

Por ejemplo: (égloga Tercera):

Más a las veces son mejores oídos el puro ingenio y lengua casi muda, testigos limpios de ánimo inocente, que la curiosidad del elocuente.

Fue muy bueno transmitiendo el sentido de la vida a la escritura, en muchos poemas incluyendo su “dolor sentido”:

No me podrán quitar el dolor sentido, si ya del todo primero no me quitan el sentido.

Vemos el cambio en la creencia tradicional del Cielo como influenciado por el Renacimiento, que se llama “neo-Platonismo”, que trató de elevar el amor a un plano espiritual e idealista, en comparación con la visión católica tradicional del Cielo. (Égloga primera):

Contigo mano a mano busquemos otros prados y otros ríos, otros valles floridos y sombríos, donde descanse, y siempre pueda verte ante los ojos míos, sin miedo y sobresalto de perderte. (Égloga primera)

He has enjoyed a revival of influence among 21st century pastoral poets such as Seamus Heaney, Dennis Nurkse, and Giannina Braschi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.